HISTORIA DE LA ESCUELA DE LA MARINA MERCANTE NACIONAL

 

De la Escuela Náutica, en la que se formaron conjuntamente Oficiales para Buques de Guerra y Mercantes, registra la historia que un 01 de Septiembre/1823, egresó la primera promoción conformada por un grupo de oficiales, de los que se destinaron una parte de ellos a servir en los Buques de Guerra y otra en los Buques Mercantes; se recoge también el interés del Director de la Escuela, Don Domingo Agustín Gómez , cuando expresa: "Debe preocuparse que esta Escuela Náutica se halle en aptitud para graduar oficiales para los Buques de Guerra y  buenos pilotos para el comercio".

En el transcurso del tiempo la Escuela Náutica, sufre varias aperturas y clausuras, afectando la continuidad en la formación  de los Oficiales Mercantes.

Arribamos el 03 de Abril/1945, fecha en la que se funda la "Escuela Náutica de Guayaquil", teniendo como Director al CAPALT. Alfredo García Drouet, que entregó algunas promociones de Pilotos de altura.

Mediante Acuerdo Ministerial No.32 MD del 30 de Junio/1950, se crea la "Escuela Náutica Nacional", regentada por la Armada Nacional.; pese a las adversidades que llegaron a abrir y cerrar la Escuela en varias ocasiones, ésta vuelve a renacer con mayor entusiasmo y ardor, es así como el 21 de Julio/1966, hace 41 años exactamente , mediante Decreto Ejecutivo No.732 se crea la "ESCUELA DE LA MARINA MERCANTE NACIONAL", teniendo como Primer Director al Sr. VALM. Raúl Jaramillo del Castillo.

La Escuela de la Marina Mercante Nacional, fue creada mediante Decreto Ejecutivo No. 732 del 21 de julio de 1966, durante el gobierno del Presidente Interino Don Clemente Yerovi Indaburu, siendo su primer Director  el señor VALM. Raúl Jaramillo del Castillo.  

Consta en el Decreto, que la  Escuela será regentada por la Armada Nacional, encargando su organización, funcionamiento y su control a la Dirección General de la Marina Mercante y del Litoral. 

El espíritu de creación de esta Escuela, fue el dotar a la Marina Mercante Nacional de personal capacitado intelectual, moral y físicamente para tripular con eficiencia las unidades de nuestra flota mercante.